Los terribles dolores de mis piernas han desaparecido.

 

Por el Beso que he dado, mi Hijo hará prodigios.

 

Ucrania 2004.

Santuario de Yasna Hora. Hoshiv. Ucrania.

Los terribles dolores de mis piernas han desaparecido.

Vine a este Santuario de Yasna Hora, en Hoshiv, para dar gracias a la Santísima Trinidad y a la Bendita Virgen María, por las gracias recibidas en la iglesia de Cristo Rey.

Desde 1990 he estado enferma de dermatomiositis. Tenía terribles dolores en mis piernas. No podía andar. Los últimos años, esto se puso muy mal.

No podía andar más de cien metros. No podía subir una escalera. Me era muy difícil. Constantemente pedía ayuda a la Madre de Dios, a la Bendita Virgen María.

Y ahora me encontré con este matrimonio que vino de Canadá, el Sr. Michael y Sra. Helen Rozeluk. Pensé: ¿como voy allá? es tan difícil para mí. No puedo subir a un autobús por mi misma. No podría bajar tampoco del autobús. Necesito ayuda. Pero he aquí que yo tomé el autobús sola. Encontré gente durante el viaje que me ayudó.

Estuve allí de pie toda la Misa entera. Estuve de pie durante la Moleben, la liturgia dedicada a la Madre de Dios y la Oración de Sanación. Besé con mucha fe la medalla de Garabandal que los esposos Rozeluk habían traído. Cuando vine a casa, empecé a sentirme mejor y lo dije a mi familia. Dije esto, después de sentirme durante un día así de bien, sin dolor. Me sentía aliviada. Dije a mi hija:

-- "¡Oksana, no tengo dolores! Mis piernas ya no me duelen. Mis manos tampoco."

Todos empezaron a llorar:

-- "madre, esta gracia, ¡la has recibido de Dios!.

Me di cuenta que no sentía dolor. Antes me era muy difícil salir de la cama. Tenía que agarrarme a algo. Ahora simplemente me levanto y salgo. Fue a las 5:30 que hoy desperté y me levanté. Me arrodillé delante de Madre María y empecé a rezar el Rosario:

Madre María, ¡gracias por esto que me has concedido! Hoy vine aquí a Yasna Hora a dar gracias a la Bendita Virgen María. ¡Rezad! ¡Creed! Dios os dará Su Gracia. Confiad en Él.