Ucrania 2004 - Los Rozeluks en Lviv.

Extracto de la revista SVITLO, Julio-Agosto del 2004.

Por Yaroslav Levkiw, co-editor de la edición Ucraniana.

... En Mayo de este año (2004), Helen y Michael Rozeluk visitaron Ucrania por segunda vez. En el transcurso de dos semanas, estuvieron en las provincias de Ivano-Frankivsk y Lviv con una misión especial. Usualmente sus presentaciones comenzaban con la Santa Misa. Después hablaban sobre Garabandal, la Santísima Virgen, sus Mensajes y finalmente daban a venerar las medallas milagrosas besadas por la Santísima Virgen a todos los que lo deseasen. Algunos de los presentes curaron de sus enfermedades.

El itinerario de los Rozeluks estaba repleto de compromisos, es por esto que nos centraremos principalmente en su misión en la ciudad de Lviv, Ucrania.

Lviv, 12 de mayo del 2004.

Este día los Rozeluks visitaron la Iglesia de la Natividad de la Madre de Dios. Era la iglesia que Su Santidad el Papa Juan Pablo II había visitado durante su viaje apostólico a Ucrania.
 

 

Tras la Misa de la tarde, Michael y Helen se situaron frente al iconostasis de la Iglesia, contaron la historia de las Apariciones y los mensajes de Nuestra Señora en Garabandal, y hablaron de la importancia de estas Apariciones y sus Mensajes.

Aunque Garabandal (como lugar de Apariciones de Nuestra Señora), todavía no ha sido aprobado por la Iglesia, la evidencia de los hechos habla por sí misma: los ciegos ven, los mudos hablan, los lisiados se levantan y andan. Para un creyente, no es necesaria otra prueba. Y precisamente uno de los que fueron curados milagrosamente en Garabandal fue Michael. Padecía una enfermedad incurable y fue sanado milagrosamente en Garabandal.

Después de la exposición de los hechos de Garabandal, Helen y Michael dieron a venerar las medallas besadas por la Santísima Virgen y rezaron por los presentes.

Lviv, 13 de mayo de 2004.

Este día, los Rozeluks vinieron a la Iglesia Basiliana de San Andrés, y desde aquí, junto con los sacerdotes y parroquianos, salieron en procesión solemne hasta el parque de Vysoky Zamok. En una de los rincones de este sitio hay una fuente y en este lugar los Padres Basilianos construyeron una Capilla a la que el día 13 de cada mes un gran número de sacerdotes y fieles de muchas eparquías se reúnen para participar en una Liturgia especial dedicada a la Madre de Dios.

    Varios miles de fieles se congregaron en Vysoky Zamok. Todo comenzó con la Santa Misa, durante la cual unos diez sacerdotes oían las confesiones. A continuación hubo exposición y adoración del Santísimo Sacramento y finalmente se celebró una Moleben, liturgia dedicada a la Madre de Dios.

En este momento, terminadas las celebraciones, los Rozeluks fueron invitados a hablar, como de costumbre, sobre Garabandal y los mensajes de Nuestra Señora. Dieron a venerar sus medallas y rezaron por los presentes. Este día yo fui testigo de tres milagros, tres curaciones sobrenaturales:

-- un joven con sus muletas, dejó las muletas y anduvo normalmente.

-- un señor más mayor, que esperaba en la fila para besar la medalla, y no podía sostenerse sin apoyarse sobre un bastón, después de besar la medalla  anduvo normalmente.

-- un joven muchacho sordo empezó a oir.

Quizás fueron muchos más los que recibieron gracias. Después de todo, muchas enfermedades no se ven a simple vista. Pero estos tres casos de curación sobrenatural fueron presenciados por cientos de personas. Ellos vieron y creyeron. Las conversiones y la gran fe de los presentes es el mayor de todos los milagros.

El beso de las medallas milagrosas y las Oraciones de los Rozeluks y del Padre Teodor Pyliavsky, OSBM, por los más necesitados, duró unas cuatro horas. Por supuesto, no todos curaron físicamente pero sí espiritualmente. Ésta es la principal misión de Helen y Michael, quienes llevaron a cabo su misión con gran sacrificio personal, como por ejemplo atender a todos este día.

Debemos apuntar esto: si a nuestra Iglesia se le concedió la gracia de tener unos apóstoles como Helen y Michael, tan generosamente entregados, nosotros debemos ayudarles lo más posible, mas precisamente, preparar a la gente para acontecimientos de esta naturaleza. Porque tal como Helen dijo, no solamente son los fieles el reflejo de su sacerdote sino también el sacerdote es un reflejo de sus fieles.

Lviv, 14 de mayo de 2004.

Por la mañana temprano, Helen y Michael Rozeluk llegaron al aeropuerto y salieron para Canadá. Sin embargo, durante los días siguientes, continuó viniendo gente al monasterio Basiliano de San Onofre preguntando:

-- ¿Donde están esos que vinieron de fuera, que curan a la gente?

Desafortunadamente todo pasa, nada dura por siempre. Esperamos sin embargo que Helen y Michael, no olvidarán esas miradas de sorpresa y gratitud de la gente que recuperó su salud con la ayuda de sus Oraciones y su intercesión; aun cuando muchos no pudieron ni siquiera expresarlo de otro modo.

Ese viejo caballero que pudo andar sin su bastón en Vysoky Zamok, anduvo sin ayuda .... se fue a cierta distancia de la gente que le miraba ansiosa de saber lo que le sucedió, se apoyó en un árbol y sollozaba ...

 

Nota del editor: La Iglesia sigue atentamente los acontecimientos relacionados con las Apariciones de Garabandal, aún cuando todavía no las ha aprobado, ya que espera el cumplimiento de los grandes acontecimientos profetizados, más concretamente el Aviso y el gran Milagro.

Textos traducidos de la revista SVITLO, Julio-Agosto del 2004