Ucrania 2004

Obispo Sofronios Mudry

Sofronios Mudry: Gustosamente, invité a los esposos Rozeluk
a dar testimonio de las Apariciones de Garabandal.
 

Obispo Sofronios Mudry, el Ordinario de la Eparquía de Ivano-Frankivsk, Ucrania:

Estoy muy agradecido a la familia Rozeluk. Cuando ellos llegaron aquí, fueron a nuestras iglesias y dieron testimonio de su curación milagrosa que ellos vivieron. Él mismo, (Michael Rozeluk), fue curado milagrosamente en Garabandal por la intercesión de la Bendita Virgen y la medalla milagrosa, por medio de la cual ocurren verdaderos milagros de Dios.

 

Michael Rozeluk: Los milagros que han
 sucedido aquí, fueron por Voluntad de Dios.

 

Él estaba seriamente incapacitado, sin esperanza de recuperación, y allí, (en Garabandal), obtuvo su curación milagrosa. Desde entonces se convirtió en un misionero, proclamando que, por la intercesión de María, podemos sanar.

Y cuando él visitó Ivano-Fankivsk, nuestra Eparquía, yo gustosamente accedí a ello, porque nuestra gente está ansiosa de estar más cerca de Dios. Están ansiosos de un encuentro con María.

Y ellos, ya han hecho dos viajes maravillosos aquí, a nuestras iglesias y aquí también ocurrieron muchos milagros por la intercesión de María. Niños paralíticos que comenzaron a andar, mudos que empezaron a hablar, ... Vino mucha gente, con gozo y sedientos de Fe, durante este viaje misionero de los Rozeluks a Ucrania.

 

Helen Rozeluk: nosotros no somos curanderos. Es Jesucristo quien cura, por el Beso de su Santísima Madre María, como lo prometió en las Apariciones de Garabandal.

 

Todas la iglesias, sin excepción, que los invitados de Canadá visitaron, se llenaron por encima de su capacidad. Los enfermos vinieron, jóvenes y mayores; los que no se podían mover y los incapacitados, fueron traídos en brazos de sus familiares.

Durante las Oraciones que, por cierto, no pararon ni un momento de rezar, todo el tiempo, muchos cayeron (suavemente y sin daño alguno, en un estado de beatitud) en el suelo, al ser tocados por la medalla de Garabandal. Para la mayoría, este suceso, que es conocido como "descansar en el Espíritu Santo", caer en brazos de Dios que nos cura, era desconocido y por lo mismo extraño, ya que en Ucrania esto no había sucedido antes a nadie.

 

P. Zenovij Kasko, párroco de Radcha, Ucrania:

Lo que ha sucedido aquí, estos últimos días, en nuestra villa, en esta capilla, es difícil de explicar. No puede ser sometido a la lógica. Solamente puedo repetir las palabras de Isabel, las que dijo a la Bendita Virgen María:

-- "¿De donde a mi, que la Madre de mi Señor venga a mi?."

Cosas maravillosas se nos revelan por medio de la Bendita Madre y sucesos maravillosos están sucediendo aquí entre nosotros por Su intercesión. Tengo en mis manos esta medalla de Garabandal, el Beso de la Bendita Virgen para los pecadores, un Beso que, con gran poder, un poder sin límite, hace milagros.

Dios Nuestro Señor ha enviado a Su Madre a la humanidad, obviamente en orden a ayudar a nuestro mundo, exhausto por la falta de fe, para que crea en el Dios eterno, para que no peque más y para que se arrepienta de los pecados cometidos. En todas Sus apariciones, sin excepción, la Bendita Madre nos pide constantemente la conversión y que no ofendamos más al Señor.