Paul Jalsevac, rescatado de la muerte
por el Beso de la Bendita Madre.

 

Paul Jalsevac y su familia. Paul está sentado en el centro de la foto.

La historia de Paul Jalsevac.

¿Qué es la Oración? ¿Un simple recurso a Dios, a un santo, a una reliquia santa, para el alivio de los infortunios diarios de la vida?.

¿O es más bien, hablar con Dios como Padre nuestro y Padre de todos, Quién ve todo, nos ama y nos ayuda en todo, a Quién estamos para siempre agradecidos de Su Providencia cotidiana, siempre oportuna y evidente en nuestra vida?.

Nuestra Señora, en Garabandal, continuamente nos pide que recemos, no sólo por nuestra salvación, sino también por otros. Esta historia nos muestra de nuevo, cómo el poder de la Oración personal, el diálogo personal con Dios, nuestro Padre, siempre tiene una influencia positiva en nuestra vida y en la de los demás.

Esta historia nos refiere el accidente de automóvil de Paul, y cómo, por medio de la Oración personal de mucha gente, y en especial por la intercesión de nuestra Bendita Madre, la Santísima Virgen de Garabandal, Paul se salvó.

Las palabras de su padre lo dicen:

-- Paul está totalmente impotente. Sus familiares acuden a lo único que les puede ayudar, "la Oración". En nuestro caso, las oraciones de amigos y familiares, han traído a Paul a la vida, desde las mismas puertas de la muerte. Paul es una prueba viviente de que la confianza en Dios y nuestras oraciones son siempre escuchadas por Dios nuestro Padre.

La Historia de Paul Jalsevac.

En la tarde del sábado, el 5 de marzo de 2001, el estudiante PaulJalsevac, hijo del director de LifeSite, Steve Jalsevac de Toronto, tuvo un grave accidente de coche a la entrada de su Colegio.

Sus heridas eran tan graves que fué llevado de Hospital en Hospital hasta que finalmente, una serie de acontecimientos transformaron su vida espiritual y su estado físico; fue un ejemplo del poder de la Oración.

Sus numerosas heridas internas hicieron necesario una serie de operaciones quirúrgicas dolorosas; la gran pérdida de sangre, la vigilancia constante del personal médico, la rehabilitación y finalmente, sobre todo, el recurso decisivio a la Oración a Dios fue la clave de su curación.

Cerca de la fiesta de Pascua, Paul fue tocado por una medalla con el Beso de Nuestra Señora de Garabandal y éste fué el momento del cambio decisivo que le llevó a su curación.

He aquí algunos extractos del diario de su padre:

El sábado 5 de marzo de 2001.

Paul Jalsevac iba a salir para Nueva York para ayudar en la Campaña Pro Vida de las Naciones Unidas; él era miembro de esta organización y a sus 20 años tuvo un grave accidente de automovil, sobre las 3 p.m., a la entrada del Christendom College cerca de Front Royal, Virginia, EEUU, donde él estudiaba.

Se hizo mucho daño en el hígado, con gran pérdida de sangre. Se le llevó al Front Royal, Hospital del Condado de Warren, para parar el masivo derrame interno de sangre.

Después, Paul fue transferido a la unidad de traumatología del Hospital de Inova Fairfax en Washington D.C. por medio de una ambulancia que se había enviado desde Fairfax, a una hora de Front Royal. Desgraciadamente, el helicóptero de Fairfax no se pudo enviar en el momento del accidente a causa de las malas condiciones meteorológicas.

Su Colegio cristiano se propuso comenzar un ayuno, a pan y agua, pidiendo a Dios por la salud de Paul.

Después de la operación que se hizo para parar el desangre, los cirujanos operaron el hígado, que se había partido en dos. Los médicos no cerraron del todo a Paul para no presionar sobre los órganos internos. Recibió varias transfusiones de sangre debido a que, durante la operación, perdió muchísima sangre, causando que el corazón se parase durante dos minutos.

El equipo médico logró reanimarlo, pero tuvo que quitarle el bazo. Su pelvis se fracturó, y tuvo episodios críticos de pulmón y de cabeza. Se le puso un respirador. Estaba en estado crítico.

Durante la dura prueba, los estudiantes y los profesores del Christendom College, un colegio cristiano, permanecieron en el Hospital con los padres. Los 25 ayudantes estaban con sus padres y su hermano mayor, en la sala de espera, constantemente.

Por todo el País se puso a Paul y su familia en las listas de Oración, con familias, escuelas y organizaciones que prometían rezar por él. Se pidieron oraciones cada vez que Paul tuvo complicaciones.

Su temperatura subió, indicando una posible infección; se alimentaba directamente por el estómago. Paul requirió también una traqueotomía para reemplazar el respirador.

Sus padres escribieron:

-- Deseamos expresar nuestra gratitud inmensa por el gran número de Oraciones y apoyos que Paul y nosotros hemos recibido desde el accidente. Tenemos la convicción de que las Oraciones son las únicas razones por las que Paul ha sobrevivido a tantas heridas. La ayuda espontánea y constante que recibimos en Virginia y Toronto nos ha ayudado a transformar esta pesada cruz, en otra llena de bendiciones.

Ahora tenemos muchos amigos nuevos, maravillosos, comprometidos y generosos, y hemos sentido el profundo amor por Paul de sus muchos amigos del Christendom College y Toronto. ¡Muchas gracias a todos!.

Paul fue transferido, por avión, un Learjet especialmente equipado, a Sunnybrook, la unidad de cuidados intensivos de Toronto, Ontario, en Canadá. Las Oraciones por Paul y la dedicación del personal médico fueron decisivos para superar cada una de éstas crisis.

Se rezó mucho por Paul dentro del Hospital y por todo EE.UU. y Canadá, y en otros paises, como Méjico, Kenia y Filipinas y esto también influyó de forma muy positiva en otros pacientes de traumatología y en sus familias. Conventos enteros, un Seminario mayor de Roma y las Escuelas han estado rezando por Paul.

Madre Angélica pidió Oraciones por él en su programa de televisión, e incluso se pidió al Papa que rezase por él y se le mostró un foto de Paul. Un Convento de Hermanas se comprometió a vivir en Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento hasta que Paul recuperase completamente su consciencia.

El Christendom College, su Colegio, hizo la Adoración Perpetua por él durante los primeros días críticos. Un ministro Presbiteriano ha pedido a su Congregación que orase por Paul. Una Iglesia Bautista rezó también por él. Y hay mucho, mucho más ...

Los padres dijeron:

 -- Con relación a esto, hay que decir que, dos semanas antes del accidente, Paul tuvo un singular crecimiento de su vida espiritual.

La fuerte conmoción que Paul tuvo en tres ocasiones, después del accidente, podía haberle causado algún daño neurológico, temporal o permanente. Pero Paul ahora ya no necesita el respirador; respira por sí mismo y sus análisis de sangre son satisfactorios.

Su cirujano en Toronto, decidió que no se cerrase el abdomen y esto alivió la presión sobre los órganos internos, que estaban muy hinchados.

Paul continuó mejorando. Respiraba bien y mejoraba cada dia. Los amigos de la familia P. Ted Colleton, P. Jim McManamy y P. Ralph Ponessa le visitaron en Sunnybrook.

Esta emocionante comunicación con la familia, tres semanas después del accidente, era mucho esfuerzo para Paul. Aunque con espacios entre las visitas, éstas le provocaban pérdida del necesario control del sueño y del descanso.

Durante un análisis, dio positivo al VRE en los intestinos, que es grave. Las infecciones de VRE son resistentes a la mayoría de los antibióticos; por esto, el personal médico estaba atento a posibles infecciones que Paul podía desarrollar y para evitar la extensión de las bacterias a otros pacientes. Los médicos tenían que reconstruir la pared abdominal de Paul. Todo requeriría varios meses e incluso años.

Paul empezó a mover la cabeza y los brazos, abría los ojos y apretaba la mano si se le pedía. La atrofia de los músculos, debido a su estado postración, requería terapia de rehabilitación.

La familia pidió a todos:

-- Continúen con las Oraciones, por favor.

El domingo uno de abril.

Le visitaron, su mamá y sus tres hermanos más jóvenes, Joseph, Theresa, y Catherine. Disfrutó de la visita y pudo decirles, con esfuerzo, las palabras "adiós" y "te quiero", durante la despedida. Le quitaron la sonda que le alimentaba, aunque sin saber la causa por la que, a veces, rechazaba el alimento.

El lunes dos de abril.

Las visitas son acortadas por el hospital desde que tuvo dificultad para controlar las emociones de las visitas largas. Solo gozaba de paz durante espacios cortos de tiempo.

El martes tres de abril.

Se le quitó el tubo de drenaje derecho del pecho. Anteriormente se le había quitado el izquierdo. Estos tubos son muy incómodos. Su reciente dificultad para retener el alimento puede haber sido causada por una infección en el aparato digestivo. Paul es más propenso a infecciones que otros pacientes, lo que requiere vigilancia extra y antibióticos. Esto es debido a que le fué quitado el bazo, que es el que produce los anticuerpos naturales contra las infecciones.

Más tarde, tuvo algunos temblores y era mucho menos sensible. Paul se despertó durante un tiempo mientras su Madre estuvo allí por la tarde. Estaba muy decaido, incapaz de mover sus brazos ni de responder.

Dr. Michael y Helen Rozeluk visitaron a Paul esta tarde y rezaron por él con la medalla besada por Nuestra Señora en Garabandal.  El Beso de la Bendita Madre cambió el estado de Paul a una continua mejoría hasta su total recuperación.

El miércoles, cuatro de abril, empieza la mejoría.

Hoy, Paul ha estado muy despierto todo el día, lo que no ha sucedido antes, y esto ha sido un cambio inmenso. Paul se dio cuenta de la gravedad de su estado, ya que, físicamente, no era capaz de mover la cabeza, solo un poco; podía levantar algo la mano y apenas podía hablar.

Paul fue visitado de nuevo por P. Ted Colleton, sacerdote muy conocido por sus Campañas Pro Vida en Canadá. Después de la visita, Paul hizo su primer intento de decir “adiós”. Los enfermeros le sentáron en una silla y estuvo sentado cerca de 20 minutos por primera vez. Estuvo acostado, tendido sobre su espalda, desde el accidente del 4 de marzo. Esto era una formidable experiencia para Paul. Su corazón latía con fuerza y este fue su primer paso hacia la rehabilitación.

El jueves cinco de abril.

Bien, bien, Paul está mucho mejor de lo que pueda pensarse. Empezó a mover las manos, dando a entender algo, pero nadie supo lo que quiso decir. ¡Su madre le preguntó si quería pluma y papel, y él djo "SI" con la cabeza.

Sólo era capaz de escribir "Yo" y unos pocos garabatos. Su mamá entonces sugirió que un marcador quizás fuese mejor para escribir. Su hermano John le puso un cartel con letras grandes y le pidió que señalase las letras de una en una. Después de un comienzo irregular, Paul, por medio del marcador, ya podía pedirlo así: "TRAE EL MARCADOR". Después nos dijo: "OIGO CADA PALABRA".

La familia escribe esto:

-- Ahora sabemos que, durante el tiempo que ha estado en coma, percibía lo que decíamos, por lo menos durante los últimos dias.

Paul ya era capaz de levantar lentamente la mano para frotarse los ojos. P. Fernando Mignone estuvo allí para animar a Paul y darle su bendición. Los cirujanos plásticos han revisado la herida abierta de Paul y ahora quieren injertarle piel la próxima semana.

Las prioridades de la vida cambian cuando se experimenta un trauma así. Muchas cosas que parecían importantes ya no lo son. El día que Paul fue transferido de Fairfax, dijo:

-- Mi concepto de la vida ha cambiado a causa de lo que estoy viviendo.

Cuando se es impotente, se recurre a lo único que puede ayudarnos, la Oración. En nuestro caso, las Oraciones de amigos y familiares han sido una ayuda muy grande para Paul y para nosotros.

El viernes, dia seis de Abril.

Paul continúa asombrando a todos con su rápido progreso. Anoche y hoy, ha estado increíblemente atento; es capaz de mover sus brazos y piernas. Saluda a todos con un apretón de manos, escucha la lectura de las cartas, correos electrónicos y tarjetas.  Puede usar el mando a distancia del portátil estéreo que se le compró para su habitación.

Anoche y esta tarde le visitaron su hermano Luke y sus amigos Sean y Kelly mientras Paul seguía, con sus expresiones, los ritmos de la música de su portátil. Paul no recuerda nada del accidente ni de su estancia en el hospital de Ivona Fairfax. Recuerda muchas cosas de un día o dos después de su llegada a Toronto. Se le mostraron algunas fotos de su estancia en el hospital de Ivona Fairfax y se interesó mucho.  

La asombrosa mejoría de Paul.

¿Por qué Paul mejoró de manera asombrosa a partir del pasado miércoles?. Algunos dirían que fué efecto de la retirada de los medicamentos.

Lo cierto es que, unos días antes, Bonnie y yo decidimos seguir los consejos de unos amigos y pedimos a Dr. Michael Rozeluk y a su esposa Helen que viniesen a orar por Paul.

Dr. Michael y Helen son un matrimonio Católico Ucraniano que realiza un apostolado muy especial. Pertenecen a "Los Trabajadores de Nuestra Señora" de Canadá, junto con el Obispo Católico Ucraniano, totalmente a favor de la Vida, Roman Danylak, que ahora reside en Roma. Ellos pidieron a Nuestra Señora de Garabandal que intercediese ante Jesús, su Hijo, para que curase a Paul.

Este pasado martes noche, el Dr. Rozeluk, que curó en Garabandal, su esposa Helen, junto con Bonnie y yo, rezamos algunas oraciones por Paul en su habitación del hospital. El Obispo Danylak rezaba por Paul al mismo tiempo, mientras volvía, en avión, de vuelta a Roma.

Durante la visita de una hora de duración, Paul estaba en el estado semiconsciente que había estado los días anteriores. Dr. Rozeluk tocó a Paul con una medalla que contiene una Reliquia de Garabandal y ungió a Paul con el Santo Óleo que fue preparado el día antes por el Obispo Danylak.

Esto fue lo que causó la asombrosa mejoría del día siguiente. También, por supuesto, las muchas Oraciones de la gente que rezaba por él.

El sábado siete de Abril.

Hoy ha sido un día tranquilo para Paul. Es el primer día que su escritura ha sido legible. Paul puso su aparato estéreo con voz muy fuerte, con el telemando, mientras su mamá estaba allí. El enfermero dijo a su mamá desconcertada: "Ah, eso significa que me llama." No hay timbres aquí, en cuidados intensivos.

El lunes, día nueve de Abril.

Paul casi ha terminado de leer la novela de Louis L'Amour. Esto muestra que mentalmente ha recuperado su manera de ser ya que Paul es admirador de Louis L'Amour. Hoy le llevarán al quinto piso. Esto confirma su mejoría, salir de cuidados intensivos para una nueva etapa de recuperación.

El martes diez de Abril.

Paul se ha mudado de cuidados intensivos al quinto piso del hospital. Ha estado en cuidados intensivos 37 días, en tres hospitales diferentes. ¡Anoche, sus padres oyeron su voz durante unos minutos, por primera vez en cinco semanas, y Paul se sintió muy contento de poder hablar otra vez!. Esos pocos minutos fueron emocionantes para todos.

El jueves doce de Abril.

La traqueotomía de Paul se cambió esta mañana y le será permitido hablar mañana por la mañana. P. Jim McManamy celebró el Jueves Santo y Paul recibió la Santa Comunión por primera vez desde su accidente.

El viernes trece de abril, Viernes Santo.

¡Paul ha sido capaz de hablar durante todo el día!. Hablar con traqueotomía es difícil. Por esto Paul se ha cansado mucho y duerme a menudo. P. Jim celebró un Viernes Santo especial para Paul y Michelle y dio la Santa Comunión a ambos.

Un tubo alimenta todavía a Paul. No ha tenido alimentación normal durante 6 semanas. Hoy dijo:

-- me gustaría comer una hamburguesa grande y jugosa.

Pasará algún tiempo todavía para eso.

Domingo de Pascua, dia 15 de Abril.

La familia Jalsevac visitó a Paul hoy. Para la familia es una Pascua especialmente movida, con mucha gratitud por las muchas bendiciones de Dios. Algunos amigos de EE.UU. se asombraron cuando recibieron una llamada telefónica de él hoy. El ha recuperado su modo de hablar, mucho antes de lo previsto.

El médico dice que Paul progresa muy bien y que podría estar fuera del hospital, para la rehabilitación, en tres semanas. De todos modos, dentro de seis meses a un año, tendrá cirugía abdominal que requerirá otra hospitalización durante una semana. Pero, antes de eso, Paul puede volver a su vida normal, una vez complete su rehabilitación.

La familia Jalsevac da las gracias, una vez más, a todos los que han rezado por Paul y han ayudado a la familia en los momentos difíciles.

Damos gracias a Dios, de una manera especial, por Sus contínuas bendiciones para Paul y para toda su familia. Hemos aprendido, agradecidos y de primera mano, el poder y el consuelo increíble de la Oración.

Nota: el sábado, 19 de mayo de 2001, Paul Jalsevac salió del Hospital y se le ha permitido ir a casa.

El 27 de septiembre de 2001.

En julio de 2001, durante dos miércoles, la familia Jalsevac asistió a la Santa Misa de Sanación, en la Catedral de la Transfiguración, una catedral eslovaca en las cercanías de Markham.

El Obispo Roman Danylak y otros dos Sacerdotes de rito Oriental, P. John y P. Andrew, celebraron la Santa Misa y después, el Obispo, los Sacerdotes, el Dr. Michael Rozeluk y su esposa Helen, oraron por todos los necesitados de curación, invocando especialmente la intercesión de Nuestra Señora de Garabandal, como ellos lo hicieron para Paul el 3 de abril en el Hospital de Sunnybrook.

La Comunidad estaba encantada de recibir a Paul y su familia, por los que habían estado rezando desde abril. Los Jalsevacs sintieron que las Oraciones de Sanación de los miércoles estaban especialmente llenas de gracias y consuelo; estaban agradecidos por las Oraciones y la curación que Paul había recibido.

Contra todo pronóstico, Paul ha ido de nuevo al "Christendom College" desde septiembre y se siente muy bien.

Uno de los médicos que había tratado a Paul, Dr. Benoit, había preparado una entrevista a Paul del Washington Post para el viernes, el día previsto de su vuelta al Colegio. La entrevista era sobre el poder de la Oración en la curación de los enfermos, lo que ciertamente era el caso de Paul. La entrevista no pudo realizarse por el retraso causado por el problema de las "piedras" en el riñón de Paul.

Todos deben saber que la Oración puede, si Dios así lo quiere, salvar la vida de los que estén fuera de toda esperanza humana.

La familia Jalsevac se fué a su casa, permitiendo a Paul continuar su educación en la Comunidad del Christendom College.

Steve Jalsevac,  padre de Paul.
Nota:

Steve Jalsevac es el director de LifeSite y director de la Campaña de la Coalición Pro Vida en Canadá. Paul mismo pertenecía a la sección juvenil de la Campaña Pro Vida de las Naciones Unidas e iba a informar sobre ello el día del accidente. Paul ha trabajado en la oficina de Toronto para la Campaña Pro Vida.