Ucrania 2002, 2004
Serhiy anda y cura de su deformidad congénita en las piernas.



Los esposos Romanovich con su hijo en 2002 a la izquierda y en el 2004 a la derecha. La deformidad congénita de las piernas ha desaparecido con el Beso de la Bendita Madre.
 

Fue un Milagro de Dios.

Artículo publicado en el periódico NOVA ZORYA, en Diciembre del 2002.

Los fieles de Ivano-Frankivsk, Ucrania, recuerdan bien los últimos días de Septiembre de 2002, cuando Dr. Michael  y Helen Rozeluk de Canadá visitaron nuestra zona.

En 1994 Dr. Michael fue curado milagrosamente en Garabandal, España, donde la Santísima Virgen se apareció. En aquel tiempo, Michael y Helen recibieron una medalla milagrosa que fue tocada a la que había sido besada por la Santísima Virgen durante las Apariciones.

Desde entonces, este matrimonio ha sido invitado a dar su testimonio en varias comunidades de Canadá, EEUU y Europa. Ellos rezan por la curación de las personas individualmente y ofrecen las medallas besadas por la Santísima Virgen a la veneración de los fieles. Hubo muchas curaciones milagrosas después de las Oraciones de sanación.
 

"NOVA ZORYA" recibió esta carta desde la villa de Voynyliv donde los padres nos cuentan la milagrosa curación de su hijo.

Nos gustaría contar a todos el milagro que nos ha sucedido recientemente. Nuestro hijo nació con una deformidad congénita de clase III, piernas arqueadas con los pies retorcidos hacia dentro. No podía coordinar los movimientos y era incapaz de andar sin ayuda. Consultamos a varios doctores del Oeste de Ucrania. Nos confirmaron el diagnóstico original y nos propusieron la única solución posible: cirugía, pero sin garantía de que el niño pudiese andar después de la operación.

No pudimos aceptar esto. Nunca dejamos de creer y esperar un milagro de Dios. Nuestra esperanza mas grande fue el Rosario que cada tarde rezábamos a la Bendita Madre.

Fue entonces cuando oímos que un muchacho que había estado en silla de ruedas toda su vida fue curado por Dios por medio de las oraciones de los Rozeluks. Sentimos que, por medio de este matrimonio, Dios nos daba una oportunidad de obtener la curación de nuestro hijo.

Llegamos por la mañana temprano a la Catedral de Ivano-Frankivsk. Supimos que la Santa Misa y las Oraciones de Sanación tendrían lugar por la tarde. Tuvimos que esperar, Nuestro Señor nos lo recompensó abundantemente.

Tuvimos a nuestro hijo en brazos durante la Santa Misa y durante el testimonio de los Rozeluks. Después, cuando besamos la medalla de la Santísima Virgen, Dr. Michael tomó en brazos a nuestro hijo Serhiy y, nuestro pequeño, sin temor alguno anduvo por sí mismo tres o cuatro pasos hacia nosotros.

Dr. Michael dijo:

-- Rezad, tened fe y dentro de una semana vuestro hijo andará.

Con lágrimas en los ojos volvimos a casa. Al día siguiente nuestro pequeño, por sí mismo, empezó a andar y cruzó su habitación. Cada día fue a mejor pudiendo cada vez mas sostenerse con sus piernas y en pocos días ya pudo caminar sin ayuda.

Con gran alegría proclamamos que esto es UN MILAGRO DE DIOS. Pedimos a Dios que cure la deformidad de las piernas de nuestro Serhiy para que pueda agacharse y levantarse sin ayuda.

Estamos inmensamente agradecidos a los Rozeluks por sus Oraciones y por haber venido a Ucrania a ayudar a los enfermos e impedidos. Que Nuestra Bendita Madre os bendiga y os proteja siempre, queridos Michael y Helen, y que Dios Nuestro Señor os conceda salud y felicidad por muchos años.

Respetuosamente vuestro,

La familia Romanovych,
Villa de Voynyliw, Ucrania.
Diciembre del 2002.

 


Actualizado al 2004

Serhiy curado de la deformidad de las piernas.

Tuvimos una maravillosa sorpresa cuando venimos a la Iglesia del  Monasterio Basiliano de Ivano-Frankivsk en Mayo del 2004.

Entre la multitud inmensa estaba la joven familia que nos dejó una duradera impresión en nuestros corazones desde la anterior visita en el 2002. Era la familia Romanovych. Trajeron a su joven hijo, Serhiy, quien, en el 2002, había estado inválido a causa de una deformidad en sus piernas de clase III.

Con la ayuda de Madre María, anduvo por primera vez en su vida. Esta vez el padre y la madre vinieron con sonrisas en sus caras y alegría en los corazones. El joven muchacho andaba normalmente entre ellos. Lo reconocimos al momento. Este momento está en video (incluido en un nuevo video de nuestro reciente viaje a Ucrania en el 2004).

Su padre dio testimonio público de la milagrosa curación de su hijo en el 2002. Sucedió aquí en esta Iglesia. Ahora, para que todos le viesen, el muchacho fue levantado en alto y sus piernas, sin ayuda médica, sin ninguna operación quirúrgica, está completamente normal, ya no hay deformidad en sus piernas. Fue un milagro que todos pudieron ver. El niño anda normalmente. Se hicieron fotografías que ponemos aquí.
 

 

2002                           2004


La joven madre espera otro hijo. Sus padres saben lo poderosa que es la Oración. Les deseamos las mejores bendiciones de Dios.

Dr. Michael y Helen Rozeluk