Bernardo cura de LUPUS

El 22 de Febrero de 2007, estando ya Bernardo en fase terminal se le apareció la Virgen y le curó.

 

Capilla de San Miguel Arcángel, donde Bernardo ha subido durante 37 años  a rezar con otros muchos peregrinos.

 

Bernardo cura de LUPUS.

El 22 de Febrero de 2007, estando ya Bernardo en fase terminal se le apareció la Virgen y le curó.

Bernardo González Martínez, de 59 años (2008), reside en Santander, Cantabria. Es padre de familia con dos hijos y una hija. En el año 2001 Bernardo sufrió un cólico nefrítico que fue el comienzo de un proceso de LUPUS hasta Febrero de 2007.  Al inicio de este proceso fue ingresado en el Hospital Valdecilla de Santander donde estuvo 71 días. Finalmente, desahuciado por los médicos, se retiró a su casa.

El 22 de Febrero de 2007, festividad de la "Cátedra de San Pedro", ya en tiempo de Cuaresma , (el día anterior, 21 de Febrero de 2007, fue "Miércoles de Ceniza") sobre 7:40 de la mañana, fue curado por la Santísima Virgen quien se le apareció bellísima, como una joven de unos 18 años, toda vestida de blanco y con una sonrisa inefable, aun cuando no le habló. De pronto se dio cuenta que ya estaba sentado sobre la cama y que estaba sano. Levantarse y acostarse era muy penoso para Bernardo, a causa de su grave estado de salud, pero esta vez lo hizo sin dificultad.  Fue entrevistado por el Canónigo emérito Sr. Odriozola, ante quien dio testimonio por cinco horas (y 5 minutos más, añade Bernardo, quien recuerda los detalles con una claridad extraordinaria).

Bernardo sube con otros muchos peregrinos a Garabandal, que vienen desde lugares muy diversos de España los segundos domingos de cada mes. Durante 37 años(2008), desde su conversión cuando tenía 22 años, ha venido a Garabandal para la Santa Misa y el Via Crucis. Bernardo es una persona muy amable y hombre de Oración. En el Oratorio que tiene en su hogar se retira hasta altas horas de la noche dando gracias a Dios por tantas gracias que ha recibido por la intercesión de la Santísima Virgen María.

A. M. D. G.  et   B. M. V.

Ad Maiorem Dei Gloriam  et  Beatae Mariae Virginis

A Mayor Gloria de Dios y de la Bienaventurada Virgen María.